¿Estamos involucionando?

Un artículo reciente, Stoooopid …. why the Google generation isn’t as smart as it thinks, analiza cómo las nuevas generaciones están perdiendo la capacidad de concentrarse y parece ser que la culpa la tiene el ecosistema Internet o las herramienas, hábitos y usos de lo que podríamos llamar Sociedad de la Información.

Y sí puede ser, somos más “tontos” como también somos más lentos después de que se inventaran los automóviles, también subimos peor las escaleras desde que se inventó el ascensor, comemos peor desde que se inventó el frigorífico, vemos peor desde que usamos la luz eléctrica y así un largo etcétera.

Vamos, que sí, que es cierto que hay gente que no se concentra, que no es capaz de leer un libro, pero no creo que la culpa la tenga Internet, digamos que ya venían así de fábrica o que en ello, han  contribuído otros aspectos que no tienen que ver con la tecnología, como puede ser el sistema educativo o los valores sociales populares del momento.

La tecnología te da herramientas. Cada invento nuevo, cada innovación (ahora que está de moda) supone una revolución en mayor o menor medida según el impacto que tenga en la vida de las personas. Está claro que las ventajas que da Internet y todo su ecosistema es algo muy revolucionario. Estar presente en muchos sitios a la vez, conectado con mucha gente, con la capacidad de acceder a una gran parte del conocimiento humano, aprender en paralelo, conocer lo que está pasando en cualquier parte del mundo, etc. sin duda es un gran cambio. No me extraña que a veces tengamos miedo.

Estamos cambiando sí, pero no creo que involucionemos. Seguiré esta línea de discusión en futuros post.

Anuncios

One comment

  1. ruizdequerol · septiembre 22, 2008

    Ruth,

    Tus analogías son acertadas. Muchos de los artefactos tecnológicos que asociamos con el progreso (el automóvil, por ejemplo) son de doble uso: nos llevan más rápido, pero pueden quitarnos el hábito de andar. Podríamos decir, si lo prefieres, que en un principio tendemos a ver más las ventajas que los efectos colaterales. Que existen. No sólo en lo personal (el ejercicio) sino también en lo social (la contaminación, los embotellamientos, la ocupación de espacio de las ciudades, etc.)

    Con las TIC pasa lo mismo. Primero se proclaman las ventajas. Ahora empezamos a ver algunos de los efectos colaterales. Cada cual hará su balance.

    Saludos cordiales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s