El iPhone y los nómadas digitales

Miles de personas esperan ansiosas que Telefónica ponga a la venta el próximo 11 de julio el DISPOSITIVO, el iPhone. ¿Se convertirán en nómadas digitales? ¿realmente les cambiará la vida el dispositivo? ¿por qué tanta expectación?

Desde luego las estadísticas en el mercado americano son francamente positivas en relación al uso del dispositivo y al aumento de hábitos de “navegación” o al uso de servicios de internet en el móvil.

Lo que sí está claro es que dispositivos como este fomentan el cambio.

Y ¿hacia dónde vamos?. Pues una tendencia es el nomadismo digital. Los nómadas digitales apenas transportan cosas; allá donde van, pueden acceder fácilmente a la información y a otras personas y para ello usan la red y dispositivos (y el iPhone sin duda lo incentiva, aunque claro está, no es el único).

Es un hecho que ciertas tecnologías tienen un fuerte impacto en las sociedades en las que se implantan y que por lo tanto originan consecuencias que afectan a todos. La aparición del coche y su uso, por ejemplo, supuso una revolución de todo tipo: a él se atribuyen cambios urbanísticos (los suburbios), nuevos modelos de negocio (los centros comerciales) e incluso nuevas enfermedades (la obesidad). Ahora, estos mismos cambios sociales han producido una dependencia excesiva del petroleo como fuente de energía.

Estoy convencida que la «conectividad permanente» también nos cambiará y de un modo que todavía no alcanzamos a vislumbrar.

Cuando hace unos años (ya casi ocho) empecé a estudiar la “sociedad de la información” el análisis que hacíamos siempre hablaba del impacto de las TIC en todos los ámbitos de la vida, de las empresas, etc. Hablabamos en vacío, sin saber todavía en qué ejemplos se plasmaría todo aquello. Al cabo de los años resulta que la realidad nos ha sorprendido. Y creo que todavía no tenemos claro hasta que punto el hecho de estar simpre conectado a lo que sea (información, conocimiento, personas) nos va a cambiar.

En principio y sobre lo que yo ya estoy experimentando un cambio en primera persona tiene que ver con la barrera entre el trabajo y la vida privada. Ambos mundos dejarán de ser compartimentos estancos, disfrutaremos de una autonomía sin precedentes, pero, a cambio, tendremos que asumir nuevos usos. En mi caso lo tengo claro: YO prefiero ELEGIR.

Seguiré reflexionando sobre esto…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s